CERCA DE 100.000 PERSONAS SE QUEDAN SIN AGUA POR EL DERRAME DE DESECHOS MINERALES

Cerca de 100.000 personas se quedan sin agua por el derrame de desechos minerales
Sin votos aún

Río de Janeiro, 11 ene (EFE).- El derrame de dos lagunas en que eran depositados desechos de una mina de bauxita dejó sin agua a cerca de 100.000 personas en los estados brasileños de Minas Gerais y Río de Janeiro, además de haber desalojado a otras 8.000 y generado una tragedia ambiental, informaron hoy fuentes oficiales.

El presidente de la compañía de abastecimiento y saneamiento del estado de Río de Janeiro, Wagner Victer, dijo hoy que, pese a que las autoridades aún desconocen si el material que vertió al río Muriaé es tóxico, fue suspendido el suministro de agua de las ciudades de Lajes do Muriaé, Itaperuna y Sao José de Ubá.

De acuerdo con Victer, la mancha de lodo que avanza lentamente por el río provocó tal grado de turbidez en el agua, casi 200 veces por encima del nivel normal, que es imposible y desaconsejable utilizarla para el consumo humano.

Las barreras de las lagunas en que la minera Rio Pomba Cataguases depositaba los desechos de su explotación de bauxita en el estado de Minas Gerais fueron derribadas en la madrugada del miércoles por una crecida del río Muriaé, lo que provocó el derrame de todo el material represado.

Las autoridades calculan que cerca de dos millones de metros cúbicos de agua mezclada con arcilla y con restos de bauxita y de sulfato de aluminio fueron vertidos al río Muriaé.

El lodo cubrió inicialmente al menos doce barrios en las ciudades de Miraí y Muriaé, en el estado de Minas Gerais y de donde tuvieron que ser desalojadas cerca de 8.000 personas.

El vertido comenzó a avanzar por el mismo río y amenaza llegar hoy hasta Itaperuna, en la región norte del estado de Río de Janeiro, y proseguir hasta el río Paraíba do Sul, del que es afluente, antes de llegar al océano Atlántico.

"Las evaluaciones preliminares indican que el accidente ambiental es de alta gravedad y que la situación es más grave que lo que imaginábamos. Aunque los productos no sean tóxicos, el grado de turbidez indica que habrá una gran mortandad de peces tanto en el Muriaé como en el Paraíba do Sul", afirmó Viter.

La mancha de lodo y los desechos, que también pueden contener cromo, pueden provocar la muerte de animales que consuman agua del río y destruir varios cultivos.

"Los exámenes de laboratorio tan sólo saldrán la próxima semana, cuando sabremos si el material es tóxico o no, pero, independientemente de eso, la gran cantidad de lama que avanza por el río es una amenaza a todo el biosistema de la región. Es una tragedia de gran dimensión", dijo por su parte el secretario de Medio Ambiente del estado de Río de Janeiro, Axel Grael.

La gobernación de Río de Janeiro anunció el envío de cerca de 40 camiones cisterna para atender a la población de las ciudades en las que ya fue suspendido el suministro de agua y advirtió que otros municipios también quedarán sin agua en la medida en que la mancha avance.

La gobernación de Minas Gerais, por su parte, impuso una multa de 50 millones de reales (unos 23,2 millones de dólares) a la minera propietaria de las lagunas artificiales de sedimentación y ordenó la suspensión temporal de sus actividades.

La empresa ya había sido multada en marzo del año pasado por un derrame similar pero de proporciones muy inferiores.

Paradójicamente las ciudades más afectadas por el derrame han sido castigadas en los últimos días por fuertes temporales, que han provocado inundaciones.


Publicado el: 12/01/2007