Este mes

Nació en 1987. Docente , periodista e investigador. Editó El barrio del tambor, la marca negra en el bicentenario (dos ediciones); Agmer. Un gremio escuela; Poemas del Principiante . Salió en Antología Poética de Juan Laurentino Ortiz (Arg.) y en la Revista Digital Literatura y Poesía, de México. Productor de la serie audiovisual Su móvil, nuestro móvil.

América es un viaje. Un viaje por la cultura, por la alegría y por la naturaleza... Y si se trata de ofrecer un Blog "diferente" qué mejor que sea un "Blog Viajero". Un Blog que recorra América, de Cartagena de Indias a Patagonia, pasando por Santiago de Chile, Buenos Aires o algún punto remoto del Amazonas. Y para que el viaje sea completo, cada mes, le pasaremos el testigo a un Editor que esté recorriendo América Latina para que nos cuente su aventura. Desde aquí, pubicaremos, Post a Post, día a día, las fotos de cada momento... Si quieres ser Editor escríbenos a [email protected]... O si te hace ilusión contarnos tu viaje... ya sabes, nosotros contamos contigo.

Otros viajeros

0

Las cataratas del Niágara en invierno y en verano

Sarah Y. Richards
El invierno es mucho más mágico, no hay turistas debido a las bajas temperaturas, solo hay agua, hielo y nieve
Estados Unidos/Canadá
16-04-2015
Fotos de: Sarah Y. Richards

Al contemplar las cataratas del Niágara llama la atención la fuerza con la que cae el agua, perfectamente descrita por la tribu Iroquesa que bautizó el lugar como Niágara, “Trueno de agua”.

Niágara Fall comprende tres cataratas: las cataratas canadienses, Ontario; las cataratas estadounidenses, Nueva York; y las más pequeñas son las cataratas Velo de Novia. El mejor lugar para contemplar las tres a vista de águila, es en la mitad del puente peatonal que une ambos países.

Con las estaciones del año el lugar cambia totalmente, durante el invierno es mucho más mágico, no hay turistas debido a las bajas temperaturas, solo hay agua, hielo y nieve; es impresionante, a pesar de la fuerza del agua, el lago se congela y se convierte en un puzzle de bloques de hielo. Y en verano todo cambia, hay turistas por todas partes y entre las cataratas se pasean barcos con personas envueltas en chubasqueros de plástico, amarillos en el parte de Estados Unidos y azules en la de Canadá.

La parte más triste es ver como el ser humano ha explotado al máximo esta joya de la naturaleza, pues enormes casinos con luces de neón y restaurantes de comida rápida rodean a las majestuosas cataratas.

¿Con qué estación te quedas tú?

 

Sarah Y. Richards: Nací en Suiza, de madre francesa y padre español, a los siete años cambié la organizada Ginebra por la caótica Sevilla, luego me mudé a Madrid, ciudad en la que estudié periodismo y que abandoné a los 21 años para descubrir Las Américas. Viví en Canadá donde redescubrí el inverno y deleité mis oídos con millones de conciertos. De ahí, pasé a residir en Guatemala,desde donde atravesé toda Centro y Sudamérica en bus, haciendo largas paradas en Nicaragua y Colombia, hasta llegar a Buenos Aires, Argentina, ciudad desde la cual volé hasta el viejo continente. Ahora escribo sobre cómo viajar de forma económica y descubrir lo no escrito en las guías. Autora de http://buenobonitobarat0.blogspot.com.es/ 

Comentarios

Yo me quedo con las cataratas en Invierno, su belleza resalta mucho más.

Si te has quedado con ganas de ver más fotosaquí encontrarás todo el álbum https://www.flickr.com/photos/[email protected]/sets/72157646622793630/

Coincido, en invierno son más mágicas. Y como hay menos gente las puedes disfrutar de otra forma

Bueno en invierno por lo que dices debe ser un espectáculo pero la verdad es que con lo friolera que soy creo que me tendría que conformar con verlas durante el veranito. Me conformaré con disfrutar de tus fotos invernales en este lugar. Saludos.

A pesar de los turistas creo que me quedo con el verano jiij. Un lugar impresionante sin duda.

Que pena lo de las luces de neon y demás ocales horribles en la zona. Alucinada me he quedado.