cine

EL PATRÓN. RADIOGRAFÍA DE UN CRIMEN

Sebastián Schindel

Su voto: Nada Media: 5 (Votos:3)

Estreno en exclusiva en la Casa de América de El patrón. Radiografía de un crimen, del cineasta Sebastián Schindel.

Argentina-Venezuela, 2015 / 99’ (+12).

Dirección: Sebastián Schindel. 
Intérpretes: Joaquín Furriel, Mónica Lairana, Victoria Raposo, Andrea Garrote, Luis Ziembrowski, Germán de Silva, Guillermo Pfening.
Sinopsis: Un humilde peón de campo encuentra trabajo de carnicero en la capital. Su patrón, un siniestro personaje dueño de varios locales, lo irá introduciendo en el “negocio de la carne”, mientras lo somete, mediante presión y chantaje a una verdadera esclavitud. La abrumadora crueldad del patrón desembocará inevitablemente en tragedia. (Basada en hechos reales)

Fecha: jueves, viernes y sábado del 11 al 27 de mayo de 2017.
Hora: 20.00.
Lugar: cine Casa de América. Sala Iberia.

2349 Logo Iberia

 

 

Aforo: 90 localidades.
Entradas:
General: 5 euros.
Entradas con descuentos:
2,50 € Usuarios de la tarjeta DMM.
3 € Mayores de 65, carnet joven, empleados de Telefónica e Iberia y titulares de Iberia Plus e Iberia Singular.
1 € Desempleados. Imprescindible presentar acreditación.
Taquilla: En el Punto de Información (Plaza de Cibeles s/n). De lunes a viernes de 10.00 a 15.00, y de 16.00 a 20.00. Sábados de 19.00 a 20.00.
Venta anticipada exclusivamente de lunes a viernes.
Se acepta el pago con tarjeta, para compras superiores a 7,99€.

4080 Casa de América

Dirección: Sebastián Schindel.
Producción: Magoya Films (Argentina).
Coproducción: Estrella Films (Venezuela).
Producción ejecutiva: Sebastián Schindel, Fernando Molnar.
Productores Nicolás Batlle, Fernando Molnar.
Coproductores Daniel Jerozolimski, Alejandra Szeplaki.
Guión Sebastián Schindel, Nicolás Batlle, Javier Olivera. Basados en el libro homónimo de Elías Neuman.
Fotografía Marcelo Iaccarino.
Dirección de arte Augusto Latorraca.
Montaje Andrés Ciambotti, Sebastián Schindel.
Sonido Javier Farina.
Música Lucas Kohan.
Intérpretes Joaquín Furriel, Mónica Lairana, Victoria Raposo, Andrea Garrote, Luis Ziembrowski, Germán de Silva, Guillermo Pfening.
Realizada con el apoyo del Premio Guadalajara Construye del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, México, 2014.

 

(Argentina, 1975). Productor, guionista y director.

Estudia la carrera de Filosofía en la Universidad de Buenos Aires, donde se especializa en Filosofía y Tragedia griega. Posteriormente
ingresa a la ENERC, Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica, dependiente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), y se recibe de director de fotografía.

Ha dirigido los documentales Rerum Novarum (2001), Cuba plástica (2003), Germán (2004), Que sea rock (2006), el multipremiado Mundo alas (codirección Fernando Molnar y León Gieco, 2009) y El rascacielos latino (2012).

En 2004 obtiene el premio al mejor productor joven otorgado por ARTE France.

Desde 2009 es profesor titular de la cátedra de Cine Documental de la ENERC y desde 2014 es profesor adjunto de documental de la Universidad de San Martín. Es socio fundador de la productora Magoya Films S.A.

El patrón, radiografía de un crimen es su opera prima de ficción. 

Acerca de la relación peón-patrón.
El film se basa en una exhaustiva investigación sobre un hecho real que sucedió en Buenos Aires en la década del ochenta. Casi todas las escenas de la película están inspiradas en este hecho o bien en prácticas cotidianas propias de la idiosincrasia del negocio de la carne (frigoríficos, ceberos, trabajo precario, inmigrantes internos, etc.) y el funcionamiento de la Justicia argentina.

Durante la investigación tuve acceso al expediente del juicio por homicidio que se le realizó al “verdadero Hermógenes” (su nombre ha sido cambiado). De allí destaco esta frase, síntesis perfecta de uno de los ejes dramáticos de la película: “La vida es un destino a cumplir”. Esta frase aparece repetida una y otra vez a lo largo de sus declaraciones judiciales. En toda su ignorancia y brutalidad Hermógenes supo aludir a la inexorabilidad del destino, clave de esta tragedia propia de los migrantes internos de la Latinoamérica del siglo XXI. Hermógenes ante el temor de perder su mínimo status de trabajador calificado en el campo decide arrojarse a probar suerte en la gran ciudad sin saber que su destino es inexorable y que al desafiarlo solo precipitará la tragedia.

Hermógenes es un caso ejemplar de peón de campo, de criollo de pampas, que se halla inmerso en un juego sobrecogedor e ineludible que entrelaza la desesperación, la fatalidad y la muerte. Hermógenes no sólo es analfabeto sino que también es “inepto”; esta marca de origen será no sólo un estigma durante toda su vida, sino también una íntima y personal explicación para sus desgracias. El peón de campo tiene una dependencia total para con su patrón, una dependencia que no sólo es económica sino que también es cultural, afectiva y hasta psicológica. Pero esta dependencia también genera responsabilidades en el patrón. Es éste el que debe velar por el bienestar de sus peones, pues el patrón no es un mero empleador a los ojos de sus peones, sino más como un gran padre, o incluso un dios. Es con esta tradición que Hermógenes se traslada a la ciudad en busca de un patrón que lo acoja y lo alimente. Hermógenes se somete con la más absoluta fidelidad a su nuevo patrón, Don Latuada. Pero con el paso del tiempo el patrón aprecia la incapacidad de reacción de Hermógenes y ésta le va confiriendo cierta impunidad que va a ir agudizando el maltrato hasta límites alucinantes. Hermógenes en este proceso siente que el patrón le debe algo a cambio de su fidelidad y sumisión, algo más que la mísera retribución semanal. El patrón también advierte esto y se aprovecha de la situación prometiéndole una casa. Esta promesa de la casa es el candado de la pesada cadena que cierra el vínculo de dominación. La casa se convertirá en una especie de recompensa por todo el sufrimiento. Este vínculo genera una tensión incontenible que desembocará en el crimen como única alternativa para poder romper la relación.

La película fue elegida por la OIT para acompañar su campaña mundial de lucha contra el trabajo esclavo '50 For Freedom'.
 

Gran Premio

Festival Internacional de Cine de Cannes. Francia, 2000 (Semana de la Crítica)

Premio del público a la mejor película

American Film Institute. Los Ángeles, California. Estados Unidos, 2000.

Gran premio a la mejor película

Festival Internacional de cine de Tokyo. Japón, 2000.

Hugo de Oro al mejor film

Hugo de Plata al mejor actor (exaquo Emilio Echevarría, Gael García Bernal)

Premio del público

Festival Internacional de Cine de Chicago. Estados Unidos, 2000.

Premio Coral a la Mejor opera prima

Premio de la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica al Mejor director

Premio Glauber Rocha al Mejor director

Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana. Cuba, 2000.

Nominada al Oscar a Mejor película de habla no inglesa

Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood. Estados Unidos, 2001.

Nominada al Globo de Oro a Mejor película de habla no inglesa

Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood. Estados Unidos, 2001.

Cóndor de plata a la Mejor película extranjera

Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina, 2001.

Premios Ariel

Mejor película y mejor opera prima, director, fotografía (Rodrigo Prieto), montaje (Luis Carballar, Alejandro González Iñárritu, Fernando Pérez Unda), actor de reparto (Gustavo Sánchez Parra), mejor actor (Gael García Bernal), sonido (Martín Hernández, Antonio Diego, Geoffrey G. Rubay, Rudy Pi), efectos especiales (Alejandro Vázquez), ambientación (Hermelindo Hinojosa y Julieta Álvarez) y maquillaje (David Ruíz Gamero, Marco Rosado)

Otorgados por la Academia Mexicana de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, 2001.

Premio BAFTA a la Mejor película en habla no inglesa.

Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión. Reino Unido, 2002.

Nominada a la Mejor película extranjera

Independent Spirit Awards. Estados Unidos, 2002.