Este mes

Nació en 1987. Docente , periodista e investigador. Editó El barrio del tambor, la marca negra en el bicentenario (dos ediciones); Agmer. Un gremio escuela; Poemas del Principiante . Salió en Antología Poética de Juan Laurentino Ortiz (Arg.) y en la Revista Digital Literatura y Poesía, de México. Productor de la serie audiovisual Su móvil, nuestro móvil.

América es un viaje. Un viaje por la cultura, por la alegría y por la naturaleza... Y si se trata de ofrecer un Blog "diferente" qué mejor que sea un "Blog Viajero". Un Blog que recorra América, de Cartagena de Indias a Patagonia, pasando por Santiago de Chile, Buenos Aires o algún punto remoto del Amazonas. Y para que el viaje sea completo, cada mes, le pasaremos el testigo a un Editor que esté recorriendo América Latina para que nos cuente su aventura. Desde aquí, pubicaremos, Post a Post, día a día, las fotos de cada momento... Si quieres ser Editor escríbenos a [email protected]... O si te hace ilusión contarnos tu viaje... ya sabes, nosotros contamos contigo.

Otros viajeros

0

Laguna Verde, impactante soledad

Tercera parada en Chile: el desierto y la cordillera de los Andes
Laguna Verde, Los Andes, Chile
02-12-2010
Fotos de: Alejandro Blanco

Frío, mucho frío. Por estos lados el sol no calienta, se siente cerca, pero no calienta nada. Tal vez sin viento lo haría, pero ¿hay días sin viento por acá? El problema es que no hay a quién preguntarle. Por acá no hay pueblos ni caseríos. Laguna verde queda a 4.300 metros de altitud, metida en medio de la Cordillera de los Andes, a unos pocos kilómetros de la frontera con Argentina. A los pies del volcán Ojos del Salado, el más alto del mundo.
 

Su soledad, frío y altitud han permitido que este lugar se mantenga como está hoy: impoluto. Muy poca gente viene por acá, sólo exploradores y montañistas. Todos llegan hasta las mineras que se encuentran kilómetros más abajo. Yo me aventuré a venir en Octubre, en dos autos por si uno fallaba. En cada kilómetro avanzado iban apareciendo nuevas formas en las montañas y majestuosas vistas. Alguno que otro animal y la cálida recepción de los únicos seres humanos por estos lados, un grupo de tres carabineros quienes tienen la misión de “hacer frontera”. Pero como avanzan los kilómetros, también avanzan las horas y llega la noche. Si en el día el viento hace bajar la sensación térmica, en la noche la cosa se pone grave. El frío congela hasta los pensamientos.
 

Laguna Verde es un viaje casi reflexivo, no hay nada más que una inmensa soledad, acompañada de increíbles paisajes. Desde Santiago, la capital, se necesita al menos 4 días, un buen auto, una buena parka, un buen saco de dormir y por sobretodo una buena cámara de fotos.

Comentarios

Increíble sensación de soledad y parajes hermosísimos

qué increíble !,buenísimas fotos y texto. Quiero ir ! lo buscaré en el mapa.

Aparte del frío, la otra sensación que abruma es la de la libertad! No ver cercos, casas u otro límite al ojo o al movimiento es una sensación indescriptible!

 

Yo he estado en Laguna Verde. Es de los lugares más impresionantes que he conocido. Naturaleza en todo su esplendor

Estimado Alejandro. Impresionantes fotografías. Estuve hace 3 años en Chile y no supe de este lugar. Me da rabia ahora el no haberlo conocido. Ojalá algún día pueda volver a Chile. Saludos desde Guadalajara.

Alejandro, muchas gracias por mostrarnos tu maravillosa tierra. Felicitaciones por las fotografías, son impresionantes!

Vaya fotones. Son geniales!!!

Me gustan mucho tus fotos y por esa fotito que tiene el fotógrafo... también él... Elsa... desde Chile