cine

Perfume de gardenias

72177720297363035

Proyección de la película Perfume de gardenias, de Macha Colón (Gisela Rosario Ramos). Coloquio después de la proyección con la participación de su directora Macha Colón (Gisela Rosario Ramos). Modera: Violeta Medina, periodista y escritora.

Estreno mundial en el Festival Internacional de Cine de Tribeca. Nueva York, Estados Unidos, 2021.

Puerto Rico-Colombia, 2021 / 97’ (TP)

Dirección: Macha Colón (Gisela Rosario Ramos).
Sinopsis: 
Una comedia negra que cuenta la historia de una viuda en el Puerto Rico actual, que al morir su esposo y sin otra manera de expresar su dolor, diseña un funeral especial para él. Una vecina dominante que maneja todos los hilos de la comunidad, la anima a dedicarse a esta ocupación: diseñar y organizar funerales típicos para consolar el alma de sus vecinos, al tiempo que encontrará una vía de mitigar el vacío y la soledad de su viudez.

Fecha y hora
📅 Lunes 4 de abril de 2022.
⌚ 18.30.
📍 Cine de Casa de América - sala Iberia. 
▶ Aforo 70 localidades.
Entrada libre hasta completar aforo. 
Las entradas se distribuirán en el Punto de Información una hora antes del comienzo de las actividades.

Organizan:

Casa de AméricaHabanero

Colabora:

Casa de América de Catalunya

Dirección: Macha Colón (Gisela Rosario Ramos).
Producción: 3 Gardenias (Puerto Rico),
Coproducción: 2.35 Digital (Colombia), Romeo (Colombia).
Productores: Arleen Cruz-Alicea, Gisela Rosario Ramos.
Coproductores: Consuelo Castillo, Adriana Ángel.
Producción ejecutiva: Arleen Cruz-Alicea.

Guión: Macha Colón (Gisela Rosario Ramos).
Fotografía: Pedro Juan López.
Dirección artística Arleen Cruz-Alicea.

Montaje: Juan Soto Taborda.
Sonido: Isabel Torres
Música: Guarionex Morales
Intérpretes Luz María Rondón, Sharon Riley, Katira María, Carmen Nydia Velázquez
Flor Joglar de Gracia, Milagros Ortíz, Abner Rivera.

Realizada con el apoyo del Instituto de Cine de Tribeca (Nueva York, Estados Unidos), y el Programa Ibermedia.

Gisela Rosario Ramos (MACHA COLÓN) (Puerto Rico, 1967)

Es escritora, productora, directora, montadora, performer y productora de eventos culturales. Su nombre artístico es Macha Colón por el cual se conoce internacionalmente.

Formada en Estudios Negros y Puertorriqueños y Estudios de Cine y Medios en el Hunter College en la ciudad de Nueva York, donde también trabajó como montadora de documentales y formó parte de los espectáculos de Eduardo Alegría en PS 122. De regreso a Puerto Rico trabajó como montadora y directora, y paralelamente como directora artística y directora de programación de la Casa de Cultura Ruth Hernández, en la organización de eventos culturales.

Macha Colón ha tocado música rock/pop con su banda Macha Colón y Los Okapi en lugares alternativos desde 2008. En 2016 lanzaron su primer álbum Tanquecito de amor.

Ha sido becaria de la Art Matters Foundation (Nueva York) y la Asociación Nacional de Artes y Culturas Latinas (NALAC, por sus siglas en inglés. San Antonio, Texas). En 2019 recibió, además, el primer Premio a la Resiliencia a través de las Artes en su primera edición, otorgado por el Fondo Flamboyán para las Artes y el Museo Nacional de Arte y Cultura de Puerto Rico (NMPRC) en Chicago, en colaboración con la Northwestern University. En 2021 recibió una beca de la United States Artists para el desarrollo de sus proyectos.

Ha sido beneficiada, además, por otros fondos como el William Greaves de Firelight Media que financia a cineastas talentosos que pertenezcan a comunidades étnica y racialmente subrepresentadas en los Estados Unidos, y cineastas de México, Brasil, Puerto Rico y Colombia, con especial interés en aquellos que se identifican como afrodescendientes o descendientes de pueblos originarios. 

Ha participado, entre otros trabajos, en los cortometrajes Sábado de gloria (2011, guion); El hijo de Ruby (2014, dirección y montaje); los documentales La emergencia (2016, dirección y montaje) y Cartas de amor para una ícona (2017, dirección), y en el cortometraje de ficción Prótesis (2019, guion).

Perfume de gardenias (2021), es su primer largometraje de ficción. Tuvo su premiere mundial en el Festival de Tribeca (Nueva York), y fue selección oficial del Festival del American Film Institute (Los Ángeles), y del Festival Latino de Boston. Fue reconocido como mejor largometraje de ficción en el Festival de Trinidad & Tobago, con una Mención Especial del Jurado del Festival de Nueva Orleans y como mejor largometraje en el Festival de Puerto Rico.

Soy una artista indisciplinada, queer, afropuertorriqueña, obsesionada en encontrar formas de hacer mi trabajo más inclusivo, desde una perspectiva queer, no solo en el contenido sino también desde el punto de vista de mi método de trabajo. Me gusta combinar elementos que he aprendido tanto formal como intuitivamente: teatro, películas clásicas, musicales, música pop, moda, shows drag y bailes posmodernos con sabor caribeño, feminista y afrocéntrico, todo en un solo cuerpo de trabajo.

Esta perspectiva me ha llevado a abordar la dirección de cine como si estuviera organizando una celebración. Formulé un espacio de trabajo queer, una zona segura. Me tomó un tiempo, pero aprendí que podía cambiar mi forma de crear y hacerlo a mi manera. Posiblementeinfluenciada por mis años de trabajo en documentales que me enseñaron a mirar sin culpa. Me descubro deteniéndome en mis rutinas diariaspara observar el absurdo de muchos momentos que vivimos.

Un día, mientras visitaba a mi madre, escuché unas voces que venían del patio delantero. Me asomé a la ventana y vi a mi madre charlando alegremente con unos vecinos. Fui a saludar. Después de los chistes y comentarios de siempre, les pregunté de qué hablaban y me dijeron que un vecino había muerto, electrocutado, mientras limpiaba el garaje con la manguera de agua. Todas estaban concentradas en la planificación del viaje a la funeraria.

Mi madre siempre había sido una persona muy activa en su iglesia. Pero cuando mi padre estaba postrado, lo cuidaba a tiempo completo y solo lo dejaba cuando necesitaba comprar comestibles.

Recuerdo como si fuera hoy ese día que la visité, viéndola conversar con sus vecinas. Sus ojos brillaban y casi podía ver una sonrisa en su rostro. Me preguntó si podía quedarme con mi papá para que ella pudiera asistir al funeral. Obviamente dije que sí. Mientras las miraba, me di cuenta de lo emocionadas que estaban esas mujeres con la idea de tener algo que hacer. Y de repente, me vino a la mente un pensamiento, ¿hasta donde estarían dispuestas a llegar con tal de tener más funerales a los que asistir? Algo chispeó en mi cabeza.

Casi al mismo tiempo, un hombre visitó una funeraria local con la ropa que quería llevar a su funeral y explicó que tenía un pedido especial para el velorio: deseaba que el ataúd se colocara verticalmente para que pudiera verse "de pie" en una esquina de su apartamento. El hombre no estaba enfermo; simplemente estaba involucrado en asuntos de drogas y sabía que sus días estaban contados. Varias semanas después fue asesinado y la funeraria accedió a su pedido.

Los medios enloquecieron con la noticia del muerto para’o”. Se convirtió en unsensación mediática nacional y nació una nueva tendencia. Junté ambas cosas y decidí celebrar la creatividad de una manera inesperada, con la protagonista de la película, que pasa de temer a la muerte, a verla como un nuevo comienzo.

Como mujeres, crecemos asumiendo que es nuestro deber cuidar a nuestros seres queridos. Simplemente es lo que nos toca. Siempre se espera que las mujeres sean cuidadoras. Perfume de gardenias rinde homenaje a esas mujeres que se preocupan por los demás sin ningún reconocimiento. Mujeres que a veces ni siquiera son físicamente capaces de hacerlo, pero que sin embargo, cuidan de los enfermos y se mantienen junto a ellos en esta importante etapa de sus vidas.

Hoy en día, nuestra obsesión por ser siempre jóvenes nos hace temer a la muerte; olvidando lo que la muerte realmente es: una parte inherente de la vida. Prepararnos para nuestra muerte debe ser parte de nuestra crianza.

Me encantaría inspirar a la gente a hacerlo. Creo que eso nos transformaría en individuos más equilibrados, capaces de disfrutar de nuestra vida con una perspectiva diferente y con menos remordimientos.

Macha Colón

 


Sobre la película

Perfume de gardenias, es la ópera prima de la reconocida cantante, artista multidisciplinaria y cineasta queer afropuertorriqueña Macha Colón.

La comedia negra que captura la idiosincrasia y el espíritu de una nación experta en crear estrategias novedosas para reír frente a la adversidad cuenta la historia de Isabel, interpretada por la veterana actriz de teatro y televisión Luz María Rondón en su primer papel protagónico en el cine, una anciana residente en un barrio de clase media en Puerto Rico, que acaba de enviudar después de haber cuidado a su marido hasta sus últimos suspiros. 
 
En línea con el espíritu artístico colaborativo de Colón, Perfume de gardenias es también un trabajo que reúne a su comunidad creativa con muchas figuras intergeneracionales de los círculos artísticos y culturales locales de Puerto Rico que aparecen en la película. Como parte de un cuerpo de trabajo más amplio que incluye producciones en las disciplinas de la música, el arte escénico y el activismo político, Perfume de gardenias trae a la pantalla grande el estilo atrevido, alegre y radicalmente “cuir” que caracteriza la producción artística de Macha Colón.

Perfume de gardenias logra capturar los colores vivos de la isla caribeña al ofrecer un retrato matizado de las costumbres, personajes e idiosincrasias de su maltrecha clase media. La mirada de Colón es tan auténtica como original ya que se atreve a burlarse de lo sagrado y profundo en una cultura profundamente católica. Humor que, al final, ayuda a ampliar nuestra comprensión de la muerte, el duelo y el sentido de la vida misma. (Cinema Tropical)

cine

Los Goya Latinos 2022

Hablamos con los protagonistas de las películas nominadas de Mejor Película Iberoamericana

logo Red de Casas

© Casa de América, 2022