política

cabecera generica

La cumbre de Asunción: balance y perspectivas

Enrique V. Iglesias

72157627971495409

Desayuno-coloquio con Enrique V. Iglesias, Secretario General Iberoamericano para hacer un balance de la XXI Cumbre Iberoamericana de Paraguay 2011, celebrado el pasado 10 de noviembre de 2011.

Las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno son reuniones anuales de los Jefes de Estado y Gobierno de los veintidós países miembros de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI). La XXI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno correspondiente a 2011 se celebró en Asunción, Paraguay, el 28 y 29 de octubre, y su tema central fue la “Transformación del Estado y desarrollo”.

La última Cumbre Iberoamericana se realizó en el marco de la crisis económica que afecta a Europa, y a pesar de su tradicional importancia no logró contar con la presencia de los presidentes de Costa Rica, El Salvador, República Dominicana y los pesos pesados en términos políticos y económicos Argentina, Brasil y Colombia. Sin embargo, y como una muestra de la trascendencia de esta convocatoria multilateral, S. M. el Rey Juan Carlos asistió a pesar de una reciente intervención médica. También asistió el Presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en la que ha sido su última Cumbre.

Como en anteriores reuniones, esta Cumbre no estuvo exenta de polémica. En el momento que iba a intervenir Pamela Cox, representante para América Latina del Banco Mundial, Rafael Correa, presidente de Ecuador, pidió permiso al presidente paraguayo Fernando Lugo para retirarse. Antes acusó al organismo internacional de defender el “gran capital especulativo”. También destaca la declaración de Evo Morales, presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, quien aseguró que la Cumbre Iberoamericana está en decadencia. Al igual que en años anteriores, el presidente Morales no logró que el contencioso con Chile (sobre la salida al mar) encontrará un asidero en las conclusiones de la Cumbre.

La Cumbre Iberoamericana de Paraguay dejó 57 premisas que, bajo el título de “Declaración de Asunción”, desarrolla una serie de pautas para mejorar la calidad democrática de los países miembros, desde el impulso tecnológico hasta la aplicación de estándares para la transparencia de la gestión pública y el incentivo para el desarrollo a través de políticas fiscales, de protección social y de igualdad.

Colaboran:

Agencia EFE y Secretaría General Iberoamericana (SEGIB)

 

 

Enrique V. Iglesias nació en Asturias, España, en 1930, y es ciudadano naturalizado uruguayo. Se graduó en Economía y Administración en la Universidad de la República de Uruguay en 1953. Realizó estudios superiores de especialización en Estados Unidos y Francia.

El 28 de mayo de 2005 se celebró en Guimarães, Portugal, una Reunión Extraordinaria de Ministros de Relaciones Exteriores de Iberoamérica. Por indicación de los Jefes de Estado y de Gobierno, los Cancilleres Iberoamericanos designaron al uruguayo Enrique V. Iglesias para el puesto de Secretario General Iberoamericano.

Enrique V. Iglesias empieza su gestión como Secretario General Iberoamericano el 1 de octubre de 2005 después de haber sido durante diecisiete años Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, con sede en Washington, DC. Anteriormente, fue ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay (1985-1988); secretario ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL), de 1972 a 1985; secretario general de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Fuentes de Energía Nuevas y Renovables que tuvo lugar en Nairobi, Kenia, en 1981, y presidente de la Reunión Ministerial que diera inicio a la Ronda Uruguay del Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT), en Punta del Este, Uruguay, en 1986. Entre 1966 y 1968 fue presidente del Banco Central de Uruguay.

Iglesias inició su carrera en 1954 en el sector privado como Director de la Unión de Bancos del Uruguay. En el campo académico fue profesor de Desarrollo Económico y Director del Instituto de Economía de la Universidad de la República de Uruguay. Fue miembro del Directorio del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), y participó en diferentes cursos de la CEPAL, de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), y del Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social (ILPES) de Naciones Unidas, a cuyo Directorio perteneció desde 1965 y del cual fue presidente entre 1967 y 1972.

Ha recibido numerosas distinciones y reconocimientos internacionales, entre ellos el Premio Príncipe de Asturias y la Gran Cruz de Isabel la Católica, así como las más altas condecoraciones de los países latinoamericanos. También es doctor honoris causa por las universidades de Liverpool (1987), Carlton, Ottawa (1991), Autónoma de Guadalajara, México (1994), “Cándido Méndes” de Río de Janeiro (1994), Southeastern Louisiana University, Estados Unidos (2000), Nacional Mayor de San Marcos en Lima, Perú (2001), de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra de Santiago, República Dominicana (2004), de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (2006), de la Universidad de Salamanca (2006), de la Universidad Europea de Madrid y la Universidad Andrés Bello de Santiago de Chile (2008) y por la Universidad de Chiapas (2009).

En 2003, el Secretario General de la ONU, Kofi Annan, nombró a Enrique V. Iglesias miembro de la Comisión de Alto Nivel para evaluar las amenazas a la paz y a la seguridad mundial, así como la reforma de la ONU. En 2005, Annan volvió a contar con Iglesias como experto mundial para el Grupo de Alto Nivel de la Alianza de Civilizaciones, una iniciativa del Presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero y del Primer Ministro de Turquía, Racip Eyep Erdogan.

Enrique Iglesias ha sido reelegido como Secretario General Iberoamericano por la XVIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, celebrada en San Salvador, El salvador, en noviembre de 2008.