cine

Esto no es Berlín

Hari Sama

72157708821343212

Pre-estreno de Esto no es Berlín, del director Hari Sama.

México, 2019 / 105’ (+12).

Dirección: Hari Sama. 
Intérpretes Xabiani Ponce de León, José Antonio Toledano, Ximena Romo, Mauro Sánchez Navarro, Klaudia García, Américo Hollander, Hari Sama, Marina de Tavira, Juan Carlos Remolina, Lumi Cavazos, Fernando Álvarez Rebeil.
Sinopsis: 1986. Ciudad de México. Carlos (17), no encaja en ningún lugar: ni en su familia ni con los amigos en la escuela. Pero todo cambia cuando es invitado a un mítico club nocturno donde descubre el underground: el post punk, la libertad sexual y las drogas que desafían la relación con su mejor amigo Gera.

 

Fecha: 18 de junio de 2019.
Hora: 19.00.
Lugar: cine Casa de América. Sala Iberia.

Iberia

 

 

Aforo: 90 localidades.
Entrada libre hasta completar aforo. 

Casa de América

 

 

 

Dirección: Hari Sama.
Producción: Catatonia Cine.
Productores: Ale García, Antonio Urdapilleta, Verónica Valadez P., Hari Sama.
Guión: Rodrigo Ordóñez, Hari Sama, Max Zunino.
Fotografía: Alfredo Altamirano.
Dirección de arte: Diana Quiroz.
Montaje: Rodrigo Ríos, Ximena Cuevas, Hari Sama.
Sonido directo: Damián del Río.
Diseñador de sonido: Javier Umpierrez.
Supervisión musical: Max Oldham, Hari Sama.
Intérpretes: Xabiani Ponce de León, José Antonio Toledano, Ximena Romo, Mauro Sánchez Navarro, Klaudia García, Américo Hollander, Hari Sama, Marina de Tavira, Juan Carlos Remolina, Lumi Cavazos, Fernando Álvarez Rebeil.

Realizada con el apoyo del Fondo EFICINE Producción 2017.

Hari Sama (México, 1967)

Director, guionista, actor, productor y músico.

Estudió cine en el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) y composición musical en el Centro de Investigación y Estudios Musicales (CIEM), Ciudad de México. Desde niño se ha debatido entre sus dos grandes pasiones: el cine y la música. Sus películas transitan por el dolor y el espacio, los impulsos más oscuros y la luz. Hari Sama ha elegido caminar por un cine casi siempre autobiográfico, en el que se investiga colocándose en lugares incómodos y desde donde es posible una verdadera reflexión humanista. Sus películas han participado en numerosos festivales internacionales, entre ellos: Festival Internacional de Cine de San Sebastián (España); Festival de Sundance (Estados Unidos); Festival Internacional de Cine de Shanghai (China); Festival de Biarritz de Cine y Culturas de América Latina (Francia) y los Festivales Internacionales de Cine de Guadalajara y Morelia, en México.

Su más reciente trabajo, Esto no es Berlín tuvo su estreno internacional en el Festival de Sundance 2019, donde recibió excelentes críticas por parte de Screen Daily y Out Magazine entre otros medios, y fue distinguido en el Festival de Málaga 2019, con los premios Biznaga de Plata - Premio Especial del Jurado y Biznaga de Plata - Premio Especial del Jurado de la Crítica, que destacan la capacidad de captar la época y contar una historia universal, a través del retrato juvenil de una generación turbulenta que apostó por el impulso creativo, la rebeldía y la ruptura del status quo. Ganó, además, la Biznaga de Plata al mejor actor de reparto (Mauro Sánchez Navarro) y la Biznaga de Plata Deluxe a la mejor fotografía (Alfredo Altamirano).

Actualmente se encuentra trabajando en su sexto largometraje, Lastre.

Filmografía

Cortometrajes

2005. La cola entre las patas.
2007. Tiene la tarde ojos.
2014. La tiara vacía.
2016. Ya nadie toca el trombón.

Largometrajes

2003. Sin ton ni Sonia (ficción).
2011. El sueño de Lu (ficción).
2013. Despertar el polvo (ficción).
2015. Sunka Raku, alegría evanescente (documental).
2019. Esto no es Berlín.

Yo crecí en el México de los años ochenta, a unos pocos kilómetros del Distrito Federal. Mi preadolescencia transcurrió entre la tristeza que permeaba mi casa, las bandas de rock duro de finales de los setenta y las pandillas de clase media, que se enfrentaban a golpes traspolando la búsqueda del reconocimiento que no encontraban en sus casas. Mi generación es hija de una ola de divorcios colectivos para los que nadie estaba preparado, es heredera del sesenta y ocho y el setenta y dos, de la dictadura proteccionista, de los monopolios televisivos. Es decir, el espacio público había sido ultrajado de los jóvenes, no había conciertos de rock, no había drogas… Pero aun así, unas cuantas ovejas negras, rascamos suficiente en la tierra del desierto hasta dar con el oro negro de la contra cultura, del underground.

Esto no es Berlín cuenta la historia de dos chicos, Carlos y Gera,  que crecen justamente en Lomas Verdes, muy cerca de las calles que yo mismo habité… hijos de familias rotas, conservadoras, disfuncionales. Se han hecho una familia con un grupo de amigos con el que no sienten, en el fondo, que comulgan en casi ningún sentido. Permea, en sus vidas y en las de casi todos los personajes, una atmósfera de desconexión. Pero gracias a las habilidades de Carlos con la electrónica y la sorprendente reparación de un sintetizador, sus vidas cambiarán para siempre. Como premio, son llevados al Aztec Lounge, un bar donde está surgiendo un movimiento silencioso pero potente. La generación que retrata Esto no es Berlín es la responsable del inicio de la recuperación del espacio público para la juventud, de abrir la conversación LGBT en un país y en un momento en el que parecía imposible, es la generación a la que pertenecen artistas como Gabriel Orozco, Francis Alys, Damián Ortega, Néstor Quiñones o Rubén Ortiz. La generación que adoptó como propio el post punk importado de Nueva York, Londres o Berlín.

En nuestra furiosa necesidad de expresión salíamos a las calles a hacer performance, inventábamos conciertos en construcciones abandonadas, organizábamos happenings ilegales en espacios privados. Uno de ellos fue un bar gay que abrió sus puertas a jóvenes artistas y se volvió uno de los epicentros de este universo y que al escribir convertimos en el Aztec Lounge.

El proceso de escritura fue “jungiano” en el sentido de la autoexploración. La investigación me llevó a parajes dolorosos de mi adolescencia pero también a revisitar los momentos que me convirtieron en cineasta y músico. Que me dotaron de un sentido de dirección estética. Tuve la oportunidad de volver a hablar, tanto con mis cómplices de aquellos tiempos como con artistas que entonces ya eran casi inalcanzables para un jovencito y replantear toda una cosmovisión; durante la preproducción, muchos de ellos, ahora reconocidos artistas, compartieron también conocimientos y recuerdos para provocar en mis actores, una necesidad de expresión vital a partir de ideas estéticas de rompimiento.  Debo admitir que el proceso de preparación para la película fue muy demandante: intenso, profundo, psicoanalítico, místico. En un círculo mágico dimos con las cicatrices esenciales tanto de los actores como de los personajes. Jugamos con el arte… descubrimos nuestro artista personal. Vimos luces nuevas asomándonos a nuestros propios abismos.

Carlos y Gera se encuentran con un mundo a color. Drogas, arte, la fiesta como acto creativo, vestirse como bandera de resistencia, la posibilidad de una sexualidad auténtica y libre. Pero por supuesto que nada es gratis y ese mundo también estaba lleno de paradojas. Los chicos ponen en riesgo su amistad y su vida misma. Todos lo hicimos en algún momento, buscando desesperadamente la reconexión con el otro, con la divinidad, con nosotros mismos.

Hace años que Esto no es BERLÍN se gestaba en mi alma. Pero este año todo giró como en un cubo de Rubik hasta verla nacer.

Premios

Biznaga de Plata - Premio Especial del Jurado
Biznaga de Plata - Premio Especial del Jurado de la Crítica
Biznaga de Plata al mejor actor de reparto (Mauro Sánchez Navarro)
Biznaga de Plata Deluxe a la mejor fotografía (Alfredo Altamirano)
Festival de Málaga. Cine en Español. España, 2019.

Premio Cinépolis
Festival Internacional de Cine de Morelia. México, 2019. (Impulso Morelia 4)

Festivales

Festival de Sundance. Utah, Estados Unidos, 2019. (World Cinema Dramatic Competition).

Festival Internacional de Cine de Tribeca. Estados Unidos, 2019. (Sección Oficial)