cine

I AM NOT YOUR NEGRO

Raoul Peck

Su voto: Nada Media: 1.5 (Votos:2)
  • Para más información: www.casamerica.es/cine/i-am-not-your-negro
  • Para más información: www.casamerica.es/cine/i-am-not-your-negro
  • Para más información: www.casamerica.es/cine/i-am-not-your-negro
  • Para más información: www.casamerica.es/cine/i-am-not-your-negro
  • Para más información: www.casamerica.es/cine/i-am-not-your-negro
  • Para más información: www.casamerica.es/cine/i-am-not-your-negro
  • Para más información: www.casamerica.es/cine/i-am-not-your-negro
  • Para más información: www.casamerica.es/cine/i-am-not-your-negro
  • Para más información: www.casamerica.es/cine/i-am-not-your-negro
  • Para más información: www.casamerica.es/cine/i-am-not-your-negro

Proyección de I Am Not Your Negro, del director Raoul Peck, dentro del ciclo 'I have a dream: el legado histórico de Martin Luther King'

Estados Unidos-Francia, 2016/ 93’ / v.o.s.e (+12).

Dirección: Raoul Peck.
Guión: Raoul Peck. Inspirado en el libro Remember This House, de James Baldwin.
Narrador: Samuel L. Jackson.
Sinopsis: En I Am Not Your Negro, el director Raoul Peck reimagina Remember This House, la obra inacabada del activista por los derechos de los afroamericanos James Baldwin. Utilizando fragmentos extraídos del libro original, el documental aporta una visión genuina sobre el racismo en los Estados Unidos contada a través de las vidas -y posteriores asesinatos- de tres amigos íntimos del autor: Martin Luther King Jr., Medgar Evers y Malcolm X. Aclamado por la crítica de su país, el documental ha recibido múltiples galardones que han culminado en la nominación a los Oscar en la categoría de Mejor Documental, entre otras importantes nominaciones y el Premio BAFTA de la Academia Británica de Cine y Televisión al mejor documental.

Ciclo "I have a dream": el legado de Martin Luther King
En conmemoración del 50 aniversario del asesinato de Martin Luther King, la Casa de América en colaboración con la Embajada de los Estados Unidos en Madrid presenta un ciclo de actividades dedicado al legado del Dr. King y la lucha por los derechos civiles, la igualdad y la no discriminación. 

Fecha: 12 de marzo de 2018.
Hora: 19.30.
Lugar: cine Casa de América. Sala Iberia.

2349 Logo Iberia

Aforo: 90 localidades.
Entrada libre hasta completar aforo. 

4603 Casa de América

4604

Dirección: Raoul Peck.
Productores: Rémi Grellety, Raoul Peck, Hébert Peck.
Guión Raoul Peck: Inspirado en el libro Remember This House, de James Baldwin.
Investigación de archivo: Marie-´Hélène Barbéris.
Fotografía: Henry Adebonojo, Bill & Turner Ross.
Animación y gráficos: Michel Blustein.
Montaje: Alexandra Strauss.
Sonido: Valérie Le Docte, David Gillain.
Música: Alexei Aigui.
Narrado por: Samuel L. Jackson.

Raoul Peck (Haití). Director, guionista, productor.

Fue Ministro de Cultura de Haití entre 1996 y 1997.

El complejo trabajo de Raoul Peck incluye los largometrajes The Man by the Shore (en competición en Cannes en 1993), Lumumba  (Quincena de los realizadores, Cannes 2000, comprado y estrenado por HBO), Sometimes in April  (HBO, Berlinale 2005), Moloch Tropical (Toronto 2009, Berlín 2010) y Murder in Pacot (Toronto 2014, Berlín 2015).

Entre sus documentales se encuentran: Lumumba, Death of a prophet (1990), Desounen (1994, BBC) y Fatal Assistance (Berlinale, Hot Docs 2013) emitido en los principales canales de televisión. 

En 2001, la Organización de los Derechos Humanos le galardonó con el premio Irene Diamond por el conjunto de su obra de marcado acento social.

De su obra se han realizado numerosas retrospectivas en diversos lugares del mundo.

Su película más reciente es The Young Karl Marx (2017), una coproducción europea, rodada en Alemania y Bélgica y producida por Velvet Rilm en coproducción con Agat Films.

Actualmente es presidente de La Fémis (Escuela Nacional Superior de Oficios de la Imagen y el Sonido), la escuela nacional de cine en Francia.

Para un proyecto como éste se necesitaba mucha paciencia, tiempo y arriesgarse. Y en los comienzos era casi imposible convencer a nadie sobre la película. Y después de mucho tiempo investigando, escribiendo y montando, por ese orden, llega la época en la que lo que necesitas por encima de todo es una única cosa: confianza. En esta ocasión fue ITVS y el productor Lois Vossen los que llegaron en el momento adecuado, con coraje y con convicción. Esto es algo poco habitual hoy en día entre los productores.

Empecé a leer a James Baldwin cuanto tenía quince años, en busca de explicaciones racionales a las contradicciones que me iba encontrando en mi ya vida de nómada, que me había llevado desde Haití hasta el Congo y después a Francia, Alemania y los Estados Unidos. Junto a Aimée Césaire, Jacques Stéphane Alexis, Richard Wright, Gabriel García Márquez y Alejo Carpentier, James Baldwin fue uno de los pocos autores que podría llamar “de los míos”. Eran autores que hablaban de un mundo que conocía. Contaban historias que describían y definían estructuras y relaciones humanas que encajaban perfectamente con lo que yo veía a mi alrededor. Me identificaba con ellos.

Yo venía de un país que tenía un gran concepto de sí mismo, que había luchado y ganado contra el ejército más grande del mundo, el de Napoleón, y que había puesto fin a la esclavitud, de una forma única en la historia, creando la primera revolución de esclavos que tuvo éxito en la historia mundial en 1804. Estoy hablando de Haiti, el primer país libre de las Américas. Los haitianos siempre hemos sabido la historia real. Pero también hemos sabido que la historia que se conoce no es la historia real. La exitosa Revolución haitiana ha sido ignorada por la Historia (tal y como Baldwin ya contó en Because of the Bad Niggers We Were) porque se ha impuesto una narración totalmente distinta que ha hecho que la historia contada por los esclavos sea insostenible. La conquista colonial de finales del siglo XIX habría sido ideológicamente imposible privado de su justificación desde el punto de vista de la civilización. Y esta justificación no habría sido necesaria nunca más si el mundo entero supiera que esos africanos “salvajes” habían aniquilado a sus poderosos ejércitos (especialmente al francés y al británico) hace algo menos de un siglo. Así que lo que las cuatro superpotencias de la época pactaron en un atípico acuerdo de paz fue callar a Haití, la primera República negra, y ponerla bajo un embargo económico que la ahogara y la llevara hasta la pobreza más absoluta. Y después reescribieron la historia por completo.

Volviendo atrás. Recuerdo mi infancia en Nueva York. Una época mucho más civilizada. Eran los años sesenta. En la cocina de un apartamento de clase media-alta, en el barrio judío de Brooklyn, donde vivíamos con muchas otras familias, había una especie de alfombra oriental enorme, con efigies de John Kennedy y Martin Luther King, los dos mártires y leyendas de la época, colgada de la pared. Pero el tapiz no contaba toda la verdad. Ignoraba la jerarquía existente entre las dos figuras, el desequilibrio de poder que existía entre ambos. Y, por tanto, anulaba la habilidad para entender estas dos historias paralelas que se habían llegado a  cruzar por un corto espacio de tiempo.

Crecí en un mito en el que era tanto actor como ejecutor. El mito de una América única. El guion estaba bien escrito, la banda sonora no daba lugar a ambigüedades, los actores de esta utopía, blanca o negra, era convincente. Los medios de producción de este blockbuster de Hollywood eran estupendos. A excepción de unos pocos episodios, el mito era grande. El mito era la vida, era la realidad. Recuerdo muy bien a los Kennedy, a Bobby y John, Elvis, Ed Sullivan, Jackie Gleason, Dr. Richard Kimble y Mary Tyler Moore. Por otro lado Otis Redding, Paul Robeson y Willie Mays son solo reminiscencias. Historias “para todos los públicos” en el disco duro de mi memoria.

Medgar Evers murió el 12 de junio de 1963. Malcom X murió el 21 de febrero de 1965. Y Martin Luther King Jr murió el 4 de abril de 1968. En tan solo cinco años, estos tres hombres fueron asesinados. Los tres eran negros. Pero no es el color de la piel la conexión entre ellos. Luchaban en batallas muy distintas. Pero al final, los tres eran considerados peligrosos. Estaban arrojando luz a la nebulosa de la confusión racial.

James Baldwin también supo ver a través del sistema. Y le encantaban esos hombres. Estos asesinatos le derrumbaron. Así que se propuso exponer las complejas similitudes existentes entre estos tres individuos. Iba a escribir sobre ellos. Iba a escribir su último libro, Remember This House, e iba a ser sobre ellos.

Yo me encontré con estos tres hombres y sus asesinatos mucho más tarde que Baldwin pero estos tres hechos, estos elementos de la historia, desde el comienzo, formaron una reflexión intima y profunda de mi propia mitología cultural y política, de mis experiencias personales sobre el racismo y la violencia intelectual. Éste era exactamente el punto en el que verdaderamente necesitaba a James Baldwin. El sabría como deconstruir las historias. Me ayudó a conectar la historia sobre la libertad de los esclavos en Haiti, y con la historia de la moderna sociedad de los Estados Unidos de América y su doloroso y sangriento legado de esclavitud. Con la ayuda de Baldwin pude conectar los diferentes puntos.

Baldwin me dio voz, me dio palabras y me dio retórica. Todo lo que sabía por instinto o por la experiencia, Baldwin le puso nombre y forma. Tenía las armas intelectuales que necesitaba.

Seguro que tendremos vientos soplando en contra nuestra. Los tiempos actuales de discordia y confusión son un elemento inevitable. No soy un ingenuo por creer que el camino que tenemos por delante será fácil o por creer que los ataques no serán despiadados. Mi compromiso es asegurarme que esta película no se entierra o se deja de lado. Estamos en esto para largo. No importa cuánto tiempo o esfuerzo nos lleve.

Premios

Premio del público (Mejor documental)
Festival Internacional de Cine de Toronto, Canadá, 2017.

Premio del público
Festival Internacional de Cine de Berlín. Alemania, 2017. (Panorama)

Mejor documental.
Festival de Cine de los Hamptons. Estados Unidos, 2017.

Mejor documental
Asociación de Críticos de Los Angeles. Estados Unidos, 2017.

Mejor documental
Círculo de Críticos de Cine de San Francisco. Estados Unidos, 2017.

Mejor documental
Academia Británicade las Artes Cinematográficas y de la Televisión (BAFTA). Reino Unido, 2017.

Nominaciones

Nominado al Oscar al mejor documental
Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood. Estados Unidos 2017.

Nominado al mejor largometraje documental
Premios Independent Spirit – Organización Film Independent. Estados Unidos, 2017.

Nominado al Premio Gotham al mejor documental
Independent Feature Project. Nueva York, Estados Unidos, 2017.

Nominado a mejor director de documental
Sindicato de Directores de los Estados Unidos (DGA). 2017.

Nominado a mejor película internacional independiente
Premios del Cine Independiente Británico(BIFA). Reino Unido, 2017.

Nominado al Premio Cesar 2018 al mejor documental
Academia de las Artes y Técnicas del Cine de Francia.