literatura

'LA CASA AMARILLA', LA OBRA MÁS PERSONAL DE JULIO ESPINOSA

Su voto: Nada Media: 5 (Votos:2)

08/03/2013. Julio Espinosa habla haciendo poesía. Tranquilo, pausado, escogiendo con cuidado cada una de las palabras. El poeta chileno, que actualmente reside en España, ha publicado varios libros, como los poemarios NN o Sintaxis asfalto. Con La casa amarilla llega su obra más personal, en la que además de indagar en el lenguaje, lleva a cabo una reflexión más existencial y autobiográfica. Con esa actitud reflexiva, pero al mismo tiempo vital y dinámica, nos habla de su obra, su profesión y sus ideas. 

Como chileno que vive en España, le preguntamos por la diferencia entre la poesía que se escribe a uno y otro lado del charco. Mientras de España destaca una tradición de realismo racionalista, de América Latina se queda con la renovación y la explosión de muchos autores interesantes. Pero Julio Espinosa no sólo sabe de poesía. Detrás del poeta y ensayista hay una persona sencilla con los pies en el suelo que dice haber trabajado friendo patatas, de camarero o de cajero. Profesiones, todas ellas, de las que también ha aprendido.

Además de estas múltiples facetas, Espinosa es también profesor en la Escuela de Escritores. Frente a aquellos que piensen que un taller no puede convertirte en poeta, él defiende que estos talleres no sólo pueden enseñarte a escribir, sino también, y quizás sea lo más importante, a leer. 

A pesar de su juventud, es ganador de varios premios (Premio Isabel de Portugal 2010, Premio Villa de Cox 2012 o Premio Pablo Neruda al conjunto de su obra), escritor de poesía, narrativa y ensayo, profesor... Le preguntamos a Julio Espinosa qué le queda por hacer, cuáles son sus ambiciones. Su respuesta lo dice todo: los concursos son sólo el medio de llegar a más gente, no el fin, "el día que no tenga nada que decir, me callaré".