literatura

LOS VOLCANES SIN SUEÑO

Beatriz Hernanz

Su voto: Nada Media: 4.8 (Votos:4)
  • Aquí tenéis una entrevista con la autora www.casamerica.es/literatura/la-poesia-de-los-volcanes-si...
  • Aquí tenéis una entrevista con la autora www.casamerica.es/literatura/la-poesia-de-los-volcanes-si...
  • Aquí tenéis una entrevista con la autora www.casamerica.es/literatura/la-poesia-de-los-volcanes-si...
  • Aquí tenéis una entrevista con la autora www.casamerica.es/literatura/la-poesia-de-los-volcanes-si...
  • Aquí tenéis una entrevista con la autora www.casamerica.es/literatura/la-poesia-de-los-volcanes-si...
  • Aquí tenéis una entrevista con la autora www.casamerica.es/literatura/la-poesia-de-los-volcanes-si...
  • Aquí tenéis una entrevista con la autora www.casamerica.es/literatura/la-poesia-de-los-volcanes-si...

El pasado 18 de febrero de 2011 se presentó del libro y lectura de poemas 'Los volcanes sin sueño', de Beatriz Hernanz (España), dentro del Ciclo La Estafeta del Viento.

América es una gran patria, incrustada en el exceso y el éxtasis, una eternidad llena de instantes, una vigilia de espacios recorridos por montañas abruptas como la vida, de volcanes sin sueño que han derramado su poesía/lava, con ríos que serpean las esperanzas diminutas del ser humano, rodeada de mares plagados de corales que trazan su propia escritura secreta. América es un Edén que se sabe selva, no jardín, aunque haya desalmados que pretendan hacerla estercolero, configurada por muchos mundos antiguos y recién estrenados que estoy aprendiendo a ver. Una línea muy sutil hace difícil discernir cuando esos volcanes están activos o pasivos, tal vez las dos cosas a la vez, simplemente no tienen sueño, porque están poseídos por una realidad bifronte que he querido indagar en este libro. Soy incapaz de reconocer otra patria que la poesía”
Beatriz Hernanz

Participaron:
Juan José Martín Ramos, director de la colección Los Conjurados (España); Jesús Ruiz Mantilla, escritor y periodista (España); y la autora.
 

 

Beatriz Hernanz

Datos biográficos:

Nacida en Pontevedra, es doctora en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Ha simultaneado la labor docente y crítica con la creación literaria. Ha sido profesora en distintas universidades anglosajonas, y directora académica en la Escuela Superior de Arte Dramático de la Universidad de Kent. Profesora invitada y conferenciante en diversas instituciones culturales y universitarias tanto españolas como del resto de Europa y América Latina. Ha sido crítica literaria en ABC Cultural (1992-1998), en EL CULTURAL de El Mundo (1998-2008) y en la actualidad en Babelia de El País.
Como gestora cultural, ha sido colaboradora habitual de los Cursos de Verano en El Escorial de la Universidad Complutense, coordinadora de actividades culturales y educativas en la Compañía Nacional de Teatro Clásico, Directora del Centro de Documentación Teatral del INAEM, Coordinadora de la Comisión del Centenario de 1898, así como Responsable Académica del Programa de Becas Endesa de Patrimonio Cultural para Iberoamérica del Ministerio de Cultura. En la actualidad, es Coordinadora de Becas de Postgrado de la Fundación Carolina.
Bibliografía:

Ha publicado numerosos artículos y ensayos sobre literatura española, especialmente sobre teatro clásico y contemporáneo, así como ha editado para Castalia dos piezas dramáticas de Eduardo Marquina: En Flandes se ha puesto el sol y La ermita fuente y el río. En el campo de la traducción, ha hecho versiones en castellano de poetas como Montale, Cummings, Swzymborska, etc. Es miembro del consejo de dirección de la revista Rey Lagarto. Miembro de la AIH (Asociación Internacional de Hispanistas) y de la Asociación Colegial de Escritores de España.
Como poeta, ha publicado La lealtad del espejo (Premio Barcarola de poesía, Albacete, 1993, con prólogo de Francisco Umbral), La vigilia del tiempo (Accésit del premio Adonáis, Madrid, Rialp, 1996) libro que recibió una ayuda a la creación literaria del Ministerio de Cultura, 1994). La epopeya del laberinto (Palma de Mallorca, Calima, 2001) y La piel de las palabras (Palma de Mallorca, Calima, 2005. Prólogo de Pepe Caballero Bonald).
Figura en multitud de revistas literarias y antologías , así como en páginas y bibliotecas electrónicas de poesía (p. Ej. Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, de la Universidad de Alicante).

 

 

"La vida no tiene partes, sino lugares y rostros
María Zambrano", 'Los claros del bosque'

"El poeta, el ser humano, vive como un extranjero en un país que lo repudia. El poeta debe hacerse invisible, ser un observador tranquilo y expectante, escuchar la música de lo insignificante, mirar con ojos de niño la naturaleza como si se acabara de estrenar, viajar al interior de las palabras, que es viajar al interior del ser humano: a sus miserias, a sus pequeñas tragedias, a su sufrimiento, al silencio tenaz de tantas vidas perdidas por nuestro egoísmo.

El poeta hace un viaje-escritura, encuentro fortuito en otros lugares del mundo, aprehende el instante ajeno en otros territorios. Este libro es un largo recorrido de norte a sur por toda la geografía iberoamericana, una tierra que finalmente es también la suya, despojándose de su propia temporalidad, para intentar reconocerse a través de los otros.
América es una gran patria, incrustada en el exceso y el éxtasis, una eternidad llena de instantes, una vigilia de espacios recorridos por montañas abruptas como la vida, de volcanes sin sueño que han derramado su poesía/lava, con ríos que serpean las esperanzas diminutas del ser humano, rodeada de mares plagados de corales que trazan su propia escritura secreta. América es un Edén que se sabe selva, no jardín, aunque haya desalmados que pretendan hacerla estercolero, configurada por muchos mundos antiguos y recién estrenados que estoy aprendiendo a ver. Una línea muy sutil hace difícil discernir cuando esos volcanes están activos o pasivos, tal vez las dos cosas a la vez, simplemente no tienen sueño, porque están poseídos por una realidad bifronte que he querido indagar en este libro. Soy incapaz de reconocer otra patria que la poesía". Beatriz Hernanz

“Y ahora a seguir paseando.
Es divinamente hermoso y bueno,
sencillo y antiquísimo, ir a pie".
'El paseo', Robert Walser