cine

Hasta el 21/12

DOÑA CLARA/AQUARIUS

Kleber Mendonça

Sin votos aún
  • Para más información: www.casamerica.es/cine/dona-claraaquarius
  • Para más información: www.casamerica.es/cine/dona-claraaquarius
  • Para más información: www.casamerica.es/cine/dona-claraaquarius
  • Para más información: www.casamerica.es/cine/dona-claraaquarius
  • Para más información: www.casamerica.es/cine/dona-claraaquarius
  • Para más información: www.casamerica.es/cine/dona-claraaquarius
  • Para más información: www.casamerica.es/cine/dona-claraaquarius
  • Para más información: www.casamerica.es/cine/dona-claraaquarius

Proyección de Doña Clara/Aquarius, de Kleber Mendonça Filho, dentro de programación regular.

Brasil-Francia, 2016 / 142’ (+12).

Estreno mundial en el Festival de Cannes, Francia, 2016.

Dirección: Kleber Mendonça Filho.
Intérpretes: Sonia Braga, Maeve Jinkings, Irandhir Santos, Humberto Carrão, Zoraide Coleto, Carla Ribas, Fernando Teixeira, Buda Lira, Paula De Renor, Barbara Colen, Daniel Porpino, Pedro Queiroz, Germano Melo, Julia Bernat, Thaia Perez, Joana Gatis.
Sinopsis: Clara, una excrítica musical de Recife de sesenta y cinco años, vive retirada en un edificio particular, el Aquarius, construido en 1940 sobre la chic Avenida Boa Viagem, que bordea el océano. Un importante promotor ha comprado todos los apartamentos, pero ella se niega a vender el suyo y emprende una guerra fría contra la empresa que la acosa. La estresante situación le perturba y le lleva a pensar en su vida, en su pasado y en sus seres queridos.

Otoño de cine brasileño

La programación de cine de la sala Iberia de la Casa de América cierra 2018 con la reposición de dos títulos notables del cine brasileño de la producción reciente, Doña Clara y Siempre juntos, interpretados brillantemente por Sonia Braga y Karine Teles. En ambos, la mujer es protagonista y, aunque las historias son muy diferentes, podrían establecerse algunos vínculos que las conectan en su lucha vital: la familia y su poder integrador, y los objetos y espacios que representan los afectos. Tanto Doña Clara como Irene están inmersas en mundos que se transforman vertiginosamente. Cada una tendrá que buscar su propias vías para defender lo que les es más preciado. 

Fecha: 7, 13, 14, 15, 20 y 21 de diciembre de 2018.
Hora: 19.30.
Lugar: cine Casa de América. Sala Iberia.

2349 Logo Iberia

Aforo: 90 localidades.
Entradas:
General: 5 euros.
Entradas con descuentos:
2,50 € Usuarios de la tarjeta DMM.
3 € Mayores de 65, carnet joven, empleados de Telefónica e Iberia y titulares de Iberia Plus e Iberia Singular.
1 € Desempleados. Imprescindible presentar acreditación.
Taquilla: En el Punto de Información (Plaza de Cibeles s/n). De lunes a viernes de 11.30 a 13.30, y de 16.30 a 19.30. Sábados de 19.00 a 20.00.
Venta anticipada exclusivamente de lunes a viernes.
Se acepta el pago con tarjeta, para compras superiores a 7,99€.

4532 Casa de América

Dirección: Kleber Mendonça Filho.
Producción CinemaScópio Produções, Globo Filmes, VideoFilmes (Brasil) SBS Productions (Francia).
Productores: Emilie Lesclaux, Saïd Ben Saïd, Michel Merkt.
Coproductor: Walter Salles.
Productora ejecutiva: Dora Amorim.
Productor asociado: Carlos Diegues.
Producción asociada: Estudios Quanta.
Guión: Kleber Mendonça Filho.
Fotografía: Pedro Sotero, Frabricio Tadeu.
Montaje: Eduardo Serrano.
Sonido: Ricardo Cutz.
Intérpretes: Sonia Braga, Maeve Jinkings, Irandhir Santos, Humberto Carrão, Zoraide Coleto, Carla Ribas, Fernando Teixeira, Buda Lira, Paula De Renor, Barbara Colen, Daniel Porpino, Pedro Queiroz, Germano Melo, Julia Bernat, Thaia Perez, Joana Gatis.

Realizada con el apoyo de la Agencia Nacional de Cine y el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil.

Kleber Mendonça Filho (Brasil, 1968).

Director, guionista, productor y crítico.

Cursó estudios de Periodismo en la Universidad Federal de Pernambuco.

Kleber trabaja como crítico y responsable del sector de cine en la Fundación Joaquim Nabuco. Escribe para Jornal do Commercio (Recibe), las revistas Continente y Cinética, y el periódico Folha de São Paulo.

Como realizador, migró del video en los años noventa cuando experimentó con la ficción, el documental y los videoclips en formato digital, y en la década de 2000 con la realización, en 35mm, de A Menina do algodão (co-dirigido con Daniel Bandeira, 2003), Vinil verde (2004), Eletrodoméstica (2005), Noite de sexta manhã de sábado (2006), y Recife frio (2009).

Su primera experiencia en el largometraje es el documentalCrítico (2008), realizado a lo largo de ocho años.

Debuta en el largometraje de ficción con O som ao redor (2012), estrenado en más de cuarenta países con críticas elogiosas e incluido en la lista de las diez mejores películas de The New York Times en 2012.

En 2013 el diario británico Financial Times lo mencionó como uno de los “25 brasileños que merecen atención en todo el mundo”. Sus films recibieron más de ciento veinte premios en Brasil y en el extranjero, y fueron seleccionados por los festivales de Nueva York, Copenhague y Cannes (Quincena de Realizadores). Los festivales de Rotterdam (Holanda) y Toulouse (Francia) presentaron retrospectivas de sus films.

En 2016 escribe y dirige Doña Clara, estreno mundial en el Festival de Cannes (único film latinoamericano para competir en ese año por la Palma de Oro), que fue reconocido por la crítica nacional e internacional como uno de los mejores del cine iberoamericano.

Empecé queriendo hacer una película sobre archivos, y Doña Clara ha probado ser el primer paso en el camino a una película sobre la predilección de guardar objetos y la divergencia entre documentos y recuerdos. Me parece interesante tener como protagonistas a una mujer y un edificio que tienen la misma edad y que se encuentran ambos, de alguna manera, bajo amenaza. Mis películas tienen un elemento de repetición. En O som ao redor, las personas están dentro de casa, y la ciudad es demolida en función de una idea de mercado, que busca la renovación, pero no volver la ciudad más agradable. Esta es una frecuencia de Aquarius también, que sintonizo desde hace algún tiempo. En Aquarius la idea inicial surgió de una serie de eventos, incluidas una serie de llamadas telefónicas que recibí en casa: teleoperadores vendiendo todo tipo de suscripciones, tarjetas de crédito, seguros, televisión por cable o periódicos. Me sentí atacado por el mercado, que obliga a la gente a comprar cosas que no quieren.

Las molestias que he descrito antes son particularmente agresivas en relación con el mercado inmobiliario. Antes de que la crisis llegase a Brasil,  se comportaban como bestias voraces. El baile de excavadoras y bulldozers que presencié en Recife era deprimente a la vez que fascinante. Recuerdo observar cómo se desarrollaba el destino de una casa y sus dueños. Había visto que los ocupantes se mudaban, vi un día cómo ponían una señal anunciando la construcción de un edificio nuevo. Un par de meses después, llegué a casa y vi como una apisonadora limpiaba el terreno donde esa casa había estado durante décadas. Solo tardaron un par de horas en demolerlo. Me gusta aplicar este proceso a mis películas, siendo testigo del cambio desde el punto de vista de la vida de un individuo. Y así, en Doña Clara, poco a poco, Clara intenta comprender lo que está ocurriendo a su alrededor. 

La tensión que esto crea es importante en la película, pero en mi vida me tomo este conflicto con una mezcla de serenidad e irritación. ¿Cómo pueden demoler con esa indiferencia tantos edificios que tienen una historia, que son una referencia para tanta gente? En Recife, la ciudad ha sido completamente remodelada con este modus operandi por las demandas del mercado, y nada se ha hecho para proteger la ciudad de los intereses comerciales. Siempre oigo decir que Brasil es un país joven sin el mismo vínculo por su historia que tiene Europa, por ejemplo. Es absurdo, porque una ciudad como Recife, que data de quinientos años atrás, tiene una larga historia. Los especuladores han triunfado en destruir franjas enteras de las ciudades más importantes de Brasil ofreciendo a cambio nuevas construcciones que se adhieren a un estilo específico y promueven una idea de renovación simplemente eliminando lo antiguo. Al final, con Doña Clara, volvemos a la idea de una película sobre archivos, ya sean materiales o emocionales.

Premios

Mejor actriz (Sonia Braga)
Premio del público
Premio ACCA (Asociación de Cronistas Cinematográficos de Argentina)
Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Argentina, 2016.

Mejor película
Festival de Cine de Sidney, Australia, 2016.

Premio del Jurado
Festival de Cine de Lima. Perú, 2016.

Mejor actriz (Sonia Braga)
Premio FIPRESCI (Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica)
Premio SIGNIS (Asociación Católica Mundial para la Comunicación)
Premio Roque Dalton(Radio Habana Cuba)
Premio Don Quijote (Federación Internacional de Cine Clubes)
Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. La Habana. Cuba, 2016.

Mejor película
Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias. Colombia, 2017. (Gemas)

Mejor director
Mejor sonido
Mejor actuación femenina (Sonia Braga)
Premio Iberoamericano de Cine Fénix 2016
Asociación Cinema 23. México

Mejor actriz (Sonia Braga)
Premios Platino del Cine Iberoamericano 2016
Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA) y Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales (FIPCA)

Festivales

Festival Internacional de Cine de Cannes. Francia, 2016. (Sección Oficial)

Semana Internacional de Cine de Valladolid, España, 2016. (Sección Oficial)

Nominaciones

Nominada al Premio Cesar a la Mejor Película Extranjera de 2016.
Academia de las Artes y Técnicas del Cine en Francia

Nominada a los Premios Independent Spirit a la mejor película extranjera de 2016.
Asociación Film Independent. Estados Unidos.