política

"LA PAZ CON LAS FARC NUNCA SIGNIFICÓ QUE COLOMBIA SERÍA UN PARAÍSO"

Juan Manuel Santos

Sin votos aún

26/03/2019. Antes que presidente de Colombia, Juan Manuel Santos fue periodista y, mucho antes, ciudadano colombiano que deseaba y luchaba por la paz. En 2016, su defensa por acabar con el conflicto armado en su país le fue reconocida con el Premio Nobel de la Paz y, este 2019, acaba de presentar su libro La batalla por la paz, que nos adentra en una autobiografía dura y sincera de los años de negociaciones y de dos décadas previas entre conflicto bélico e inestabilidad social. 

"No me arrepiento de haber cumplido la promesa de convocar el referendo, pero sin ese referendo hubiese actuado directamente como lo hice con el segundo acuerdo", confiesa. Además, el expresidente colombiano cuenta que una de las decisiones más difíciles que tomó fue cuando, ya en plenas conversaciones con Alfonso Cano, el líder de las FARC, los militares le informaron de que le había localizado y le pidieron autorización para actuar contra él. Se le planteó así el dilema de si debía poner en riesgo las negociaciones para apresarle o no tomar medidas y asegurar el proceso de paz. El resultado fue la autorización para actuar que terminó con la muerte de Alfonso Cano en la Operación Odiseo.

"La paz con las FARC nunca significó que Colombia sería un paraíso al día siguiente y estos focos de violencia tienen un origen de narcotráfico que hay que seguir combatiendo", añade Santos. También cuenta qué ha significado el Nobel de la Paz y cómo fue su relación con Felipe González y Gabriel García Márquez, quienes trabajaron con él en la consecución del conflicto: "Me da tristeza que Gabo no hay estado vivo en el momento de la firma de la paz porque luchó por esa paz toda su vida". 

Juan Manuel Santos habla a su vez sobre Nicolás Maduro y sobre el futuro de América Latina en una época marcada por los populismos: "La política se está polarizando, hay que recuperar el centro y la moderación"